Exámenes prenatales: todas las pruebas necesarias durante el embarazo

Autor
Chubb
Share

¿Va a tener un bebé? Enhorabuena. Si nunca ha estado embarazada, probablemente tenga un montón de dudas acerca de los exámenes prenatales que debe realizarse. No se preocupe, porque el médico y la matrona le irán indicando las pruebas según vaya avanzando el embarazo.

No obstante, en este artículo hemos recopilado todos los procedimientos rutinarios que se llevan a cabo durante los tres trimestres.

Exámenes prenatales durante el primer trimestre

El cuidado de las embarazadas comienza desde el mismo momento en que el test da positivo. Lo primero es pedir cita en el médico para que le confirme el embarazo. Un simple análisis de orina cuyos resultados se dan en el momento es suficiente.

A partir de ahí, su doctor le dará toda la información que necesita saber. También le dirá que pida cita con la matrona y solicitará las primeras pruebas (análisis de sangre, ecografías, revisiones ginecológicas, etc.).

Además, lo más probable es que le recete suplementos alimenticios. Entre ellos, ácido fólico, yodo, vitamina B12, vitamina D o hierro.

Historia clínica

Durante la primera visita con la matrona, esta elaborará una historia clínica de la embarazada. En ella incluirá los antecedentes personales y familiares. Le preguntará por sus hábitos alimenticios, si sufre algún tipo de alergia o si ya tiene más hijos. También le tomará la tensión y la pesará para poder controlar la evolución durante los próximos 9 meses.

Ecografías del primer trimestre

La primera ecografía en la Seguridad Social no suelen realizarla hasta la semana 12 de embarazo, pero es recomendable que se haga una en torno a la semana 6 para comprobar que todo marcha correctamente. Esta suele ser vía vaginal.

En la ecografía de la semana 12 el ginecólogo lo que hace es medir el pliegue nucal del feto para descartar anomalías. Asimismo, tomará 3 medidas al feto: el diámetro de la cabeza (biparental), la circunferencia abdominal y la longitud del fémur.

Esta ecografía es especialmente emocionante, pues es posible escuchar el latido del corazón del bebé, ver cómo se mueve y distinguir sus piernas y brazos.

Cuando se detectan anomalías (la translucencia nucal da una medida superior a 3 milímetros), entre las semanas 10 y 14 se realiza una biopsia corial, cuya finalidad es básicamente como la de la amniocentesis. Otra opción es esperar a la semana 15 para practicar una amniocentesis.

¿No quiere someterse a ninguna prueba invasiva? La alternativa es el test de detección de ADN fetal en sangre materna. Este se realiza en una clínica privada y con él se detectan las tres principales trisomías: trisomía 13 o síndrome de Patau, trisomía 18 o síndrome de Edwards y trisomía 21 o síndrome de Down.

Revisión ginecológica

Para que el ginecólogo pueda detectar si la futura mamá tiene alguna infección o enfermedad, durante la primera visita le realizará una colposcopia y una citología vaginal.

Análisis de sangre y orina

Los análisis de sangre son imprescindibles en los exámenes prenatales. Sirven para conocer desde el grupo sanguíneo de la embarazada hasta el nivel de hemoglobina y de azúcar en sangre o si tiene alguna enfermedad (hepatitis B/C, sífilis, rubeola, citomegalovirus, VIH…).

También se comprueba si existen anticuerpos de toxoplasmosis. En caso negativo, significa que la futura mamá no está inmunizada. Por tanto, debe tomar una serie de precauciones con la comida. Deberá cocinar la carne a una temperatura elevada, no podrá comer embutidos y tendrá que evitar entrar en contacto con las heces de los gatos.

Junto con los análisis de sangre se realizan otros de orina para descartar infecciones en las vías urinarias.

Exámenes prenatales durante el segundo trimestre

Una vez superada la barrera de las 12 semanas, comienza el segundo trimestre de embarazo. Y con él, tres pruebas importantes:

· Test de glucemia: se hace entre las semanas 24 y 28. Es fundamental para descartar la diabetes. Algunas embarazadas tienen que repetirlo en las semanas 31 a 33.

· Ecografía de la semana 20: el objetivo es comprobar el correcto desarrollo del feto y de sus órganos.

· Análisis de sangre y de orina: sirven para descartar infecciones, comprobar que los niveles de hierro en sangre son los correctos y que no hay signos de preeclampsia, es decir, de aumento de la presión arterial.

Exámenes prenatales durante el tercer trimestre

Los tres últimos meses de embarazo son más tranquilos, pero aún así todavía falta realizar la ecografía de la semana 32. En ella se puede comprobar el nivel de líquido amniótico y si el bebé ha crecido lo que debería.

Cuando ya queda poco para el parto, la mamá tiene que acudir a monitores para que los especialistas controlen las contracciones uterinas y el latido del corazón del bebé.

Hasta aquí las pruebas que realizan a todas las embarazadas en la Seguridad Social. No obstante, usted también puede acudir a un especialista privado para un reconocimiento más completo. Los seguros de salud, como el de Chubb le ofrecen una extensa red médica en la que encontrará una amplia variedad de especialistas.

Fuentes:
Salud Madrid
Webconsultas
Saber vivir tv

Vea también:

Es importante tener en cuenta que esta información es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Consulte la documentación de la póliza para conocer los términos y condiciones de la cobertura.