Hospitalización domiciliaria: ¿en qué casos conviene solicitarla?

Autor
Chubb
Share
hospitalizacion domiciliaria

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid fue el primero de España en implantar la hospitalización domiciliaria. Después, le seguirían centros de todo el país. Hoy, la hospitalización a domicilio no es algo extraño.

Son muchos los pacientes que ya no necesitan la infraestructura de un hospital y prefieren seguir el tratamiento en la tranquilidad de su hogar. Al igual que si estuvieran ingresados, reciben la visita de un equipo sanitario que realizan el seguimiento de su estado de salud y les proporciona la atención médica que sea necesaria. Con las mismas garantías, recursos humanos y materiales y calidad que tendría en el hospital.

Esta unidad está disponible todos los días del año, incluidos los fines de semana. Si surge una emergencia, cuentan con el apoyo de Urgencias Extrahospitalarias.

Cuáles son los requisitos para solicitar la hospitalización domiciliaria

No todos los hospitales cuentan con el servicio de hospitalización domiciliaria. Tampoco todos los pacientes pueden solicitarlo. Para ello, deben reunir una serie de requisitos:

·  Estar estable clínicamente.

·  No estar en riesgo de sufrir una complicación.

·  Aceptar voluntariamente esta alternativa.

·  La atención tiene que estar limitada en el tiempo.

·  Residir dentro del área de cobertura establecido por el hospital.

·  Contar con ayuda familiar.

·  La vivienda debe estar habitable y adaptada a las condiciones de los pacientes.

Los pacientes que normalmente están recibiendo hospitalización domiciliaria son los que sufren patologías crónicas (como puede ser insuficiencia cardíaca) o agudas (neumonía), están en tratamiento con antibióticos o corticoides, sufren alguna enfermedad oncológica o han sido operados y solo necesitan cuidados postoperatorios (curas, por ejemplo)

Ventajas de la hospitalización domiciliaria

Esta alternativa al tradicional ingreso en el hospital tiene una serie de ventajas:

·  El paciente está más cómodo y goza de más intimidad.

·  Se reduce el riesgo de sufrir una infección.

·  Los familiares pueden involucrarse más en el cuidado de sus seres queridos.

·  Las personas mayores a las que les cuesta desplazarse, se sienten más seguras.

·  Las estadísticas revelan que la curación de los pacientes es más rápida.

·  Se dejan habitaciones libres en el hospital para otros pacientes que necesiten estar ingresados.

·  La hospitalización domiciliaria es más barata.

·  Se calcula que los pacientes que la reciben han reducido las visitas a urgencias a la mitad.

La Hospitalización domiciliaria en España

Como decíamos al principio, el primer hospital español en disponer de esta unidad fue el Hospital Universitario Gregorio Marañón. Era el año 1981 y por aquél entonces su nombre era Hospital Provincial de Madrid. Le seguirían el Hospital de Cruces de Vizcaya (1983) y los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla (1984) y Marqués de Valdecilla de Santander (1984).

En el año 2006, la atención hospitalaria a domicilio se incluyó dentro de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud. Actualmente, uno de cada cinco hospitales españoles (116 en total) cuentan con una unidad de hospitalización domiciliaria. Se calcula que atienden a entre 90.000 y 120.000 pacientes al año, según datos de la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD).

Todas las Comunidades Autónomas, salvo Extremadura y Castilla La Mancha, disponen de este modelo asistencial. Algunas, incluso, disponen de un marco regulatorio (el País Vasco y la Comunidad Valenciana lo tienen).

No obstante, desde la SEHAD creen que es necesario aumentar la oferta. Calculan que el 30% de las hospitalizaciones podrían hacerse en el domicilio. El ahorro sanitario podría llegar a ser del 70%, afirman.

Fuentes:
US National Library of Medicine National Institutes of Health, consultado en 16 enero del 2020
Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio, consultado en 16 enero del 2020

Vea también:

Es importante tener en cuenta que esta información es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Consulte la documentación de la póliza para conocer los términos y condiciones de la cobertura.