Deportes de invierno: consejos y precauciones a tener en cuenta

Autor
Chubb
Share
hombre a jugar hockey

Esquí, snowboard, patinaje sobre hielo, bobsleigh, hockey sobre hielo, skeleton, curling… Se consideran deportes de invierno todas las disciplinas que se desarrollan sobre hielo o nieve, independientemente de si son naturales o artificiales.

El primero, que escoja una actividad acorde con su condición física, puesto que las bajas temperaturas contraen los músculos (las contracturas y dolores musculares son más frecuentes) y elevan el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Deportes de invierno: 7 consejos para evitar que pueda sufrir una lesión

1. Adaptar la alimentación

Cuidar la alimentación siempre es importante, pero algunos deportes de invierno requieren un extra de energía. Esto es especialmente importante cuando se van a realizar actividades en lugares elevados o con temperaturas muy frías.

Por eso es necesario comer y beber agua antes, durante y después de la práctica deportiva. Aunque no se tenga hambre. A modo de ejemplo: un esquiador que pesa 75 kilos debería ingerir unas 3.800 calorías al día.

Si tomamos como referencia la opinión de los expertos, la dieta de los deportistas que practiquen actividades en la alta montaña debería incluir: hidratos de carbono, vitaminas y minerales. No pueden faltar las frutas y verduras frescas, los frutos secos, las frutas desecadas, las legumbres y las proteínas de origen animal bajas en grasas y sal.

2. Hidratarse convenientemente

Para hidratarse hay que llevar consigo bebida, pero protegida del frío. Se recomienda beber un pequeño sorbo cada 15 o 20 minutos.

3. Abrigarse correctamente

Al realizar actividades al aire libre con bajas temperaturas, se acentúa el riesgo de sufrir una hipotermia. Los principales síntomas son: temperatura corporal inferior a 35ºC, mareo, falta de coordinación o dificultad para hablar.

Para protegerse del frío debe utilizar las prendas adecuadas. No por llevar más capas estará más abrigado. Lo que importa es el material de la ropa. Con dos capas es suficiente (para los niños hay que añadir una más), pero siempre y cuando la primera esté compuesta de un material sintético. Encima debe ser de lana o de forro polar.

No utilice algodón, pues este absorbe la humedad y reduce el calor corporal. En caso de que la ropa se moje, hay que cambiarla de inmediato por otra seca.

4. Ojo con las botas duras o de compresión

En muchos deportes de invierno se utilizan botas duras o de compresión. Si bien es cierto que deben quedar ajustadas para minimizar el riesgo de sufrir una lesión, no deben quedar muy apretadas.

La Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) recuerda que unas botas excesivamente apretadas pueden dificultar el flujo circulatorio y, con ello, aumentar el riesgo de sufrir una trombosis. Recomiendan, por tanto, aflojar los cierres mientras no se está practicando el deporte. Durante la práctica del ejercicio, es conveniente mover los dedos de los pies cada vez que paremos.

5. Descansar

También es muy importante descansar para evitar lesiones. Las personas jóvenes con buena salud y una buena forma física deben hacer un alto cada 4 horas, por lo menos. El resto necesita descansar un mínimo de 15 minutos cada dos horas.

Sobra decir que, en caso de fatiga, dificultades para respirar o de ritmo acelerado, hay que parar.

6. Protegerse del sol y de los elementos

No hay que olvidarse de la protección: cascos, gafas de sol homologadas, protección solar, calzado y prendas adecuadas… Ninguna precaución es poca para evitar lesiones a la hora de practicar deportes de invierno.

7. Contar con un seguro de accidentes

Los clubes, empresas y escuelas deportivas tienen que contratar seguros de accidentes que ofrezcan cobertura sanitaria e indemnizaciones. No obstante, usted puede contratar su propio seguro de actividades deportivas. En ese caso, debe especificar el deporte que va a practicar para asegurarse de que la póliza contempla esa cobertura.

Fuentes:
Efe Salud, consultado en 16 enero del 2020
Cuídate Plus, consultado en 16 enero del 2020

Vea también:

Es importante tener en cuenta que esta información es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Consulte la documentación de la póliza para conocer los términos y condiciones de la cobertura.