El seguro de responsabilidad civil: ¿qué es y por qué lo necesita?

Autor
Chubb
Share
responsabilidad civil

Su hijo está jugando al fútbol en el parque, lanza el balón más fuerte de lo planeado y rompe el escaparate de un comercio cercano. Acaba de fregar el suelo de su oficina, entra un cliente, resbala, se cae y se rompe un brazo. Nadie está libre de que le ocurran ese tipo de accidentes y por eso, es importante estar protegidos.

¿Quién paga la luna rota o la indemnización por la rotura del brazo? Si no tienes un seguro de responsabilidad civil, usted. Si cuentas con una póliza que cubra los daños personales y patrimoniales, su compañía aseguradora.

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

Las coberturas de un Seguro de Responsabilidad Civil General dependerán de lo que contrate el titular. Pero por regla general, esta póliza cubre los siguientes aspectos:

  • Las lesiones corporales.
  • Los gastos médicos.
  • Los daños materiales y los perjuicios asociados causados por el asegurado a terceros en el desarrollo de la actividad asegurada.
  • También están cubiertos la defensa, liquidación o ajuste y pagos suplementarios derivados de los eventos incluidos en la póliza.
  • Si la persona perjudicada denuncia al asegurado y lo lleva a juicio, la aseguradora se hace cargo de los gastos judiciales (incluidos los honorarios de los abogados y demás profesionales implicados).
  • Las fianzas a las que el asegurado deba hacer frente.

Aparte, las compañías pueden ofrecer soluciones a medida de cada cliente. Con el seguro de responsabilidad civil de Chubb, por ejemplo, una empresa española que tenga filiales en otros países puede contratar programas multinacionales.

¿Por qué debe tener un seguro de responsabilidad civil?

¿Necesita más argumentos para convencerse de lo necesario que es contar con un seguro de responsabilidad civil? Para empezar, porque hay que cumplir con la ley. El artículo 1902 del Código Civil dice, textualmente: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

¿Eso qué quiere decir? Que la persona o empresa causante de los daños tiene que ser la que abone la indemnización económica correspondiente. Si el causante es un menor, los responsables serán sus padres o tutores legales. En el ámbito empresarial, los dueños responderán por sus empleados, etc. Así lo dispone el artículo 1903 del citado texto.

Dependiendo del daño, el desembolso económico puede llegar a ser cuantioso, incluso inasumible para la mayoría de las personas. Otra buena razón para contratar un seguro de responsabilidad civil.

Además, esta póliza ayuda a que los conflictos se resuelvan de forma amistosa y en poco tiempo.

¿Cómo funcionan los seguros de responsabilidad civil?

Más o menos ya hemos explicado las características de los seguros de RC. Sus coberturas y funcionamiento dependerán del tipo de póliza contratada, puesto que hay diferentes tipos de responsabilidad civil. Por eso, cada persona o empresa debe contratar el seguro que más se ajuste a sus necesidades. A continuación, listaremos los más comunes.

Seguro de responsabilidad civil para particulares

Es el más adecuado para el ámbito familiar. Cubre las indemnizaciones derivadas de los daños causados por el asegurado, su familia o sus mascotas.

Seguro de responsabilidad civil para empresas y autónomos

Cubre las contingencias derivadas de daños a terceros durante el desempeño de una actividad comercial o empresarial. Dentro de este seguro, existen pólizas diferentes dependiendo de las necesidades de cada uno.

Una modalidad que se contrata con frecuencia es el seguro de RC para administradores y directivos. La póliza está diseñada para proteger el patrimonio personal de estas personas ante una reclamación efectuada por culpa de una mala gestión, por ejemplo. También cubre las reclamaciones por despido, acoso, discriminación, mobbing, etc.

Seguro de responsabilidad civil para profesionales

El asegurado protege su patrimonio ante cualquier reclamación interpuesta durante el ejercicio de su profesión. Incluso hay pólizas que cubren las pérdidas por los fraudes causados por algún empleado.

¿Necesita más información ? Puede llamar al teléfono +34 910 855 122 o al 800 654 088.

Vea también:

Es importante tener en cuenta que esta información es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Consulte la documentación de la póliza para conocer los términos y condiciones de la cobertura.