El síndrome del burnout: definición, síntomas y consecuencias

Autor
Chubb
Share
trabajadores en reunión

Pasará de ser considerado como «un problema relacionado con dificultad en el control de la vida» a ser reconocido como “enfermedad asociada al empleo o al desempleo”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido el síndrome del burnout como trastorno mental, una clasificación que entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

¿Qué es síndrome del burnout?

Para explicarlo nos remitimos a la propia definición de la OMS: “el resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo«. Teniendo en cuenta esto, es posible clasificarlo en dos tipos diferentes:

1. Burnout activo: el paciente expresa sin problemas sus sentimientos, pensamientos y necesidades. Las causas no tienen por qué ser estrictamente profesionales.
2. Burnout pasivo: el trabajador muestra apatía. los factores son psicosociales.

¿Los síntomas más destacados?

  • Falta de energía.
  • Agotamiento físico, mental y/o emocional.
  • Distanciamiento mental del puesto de trabajo y de los compañeros.
  • Disminución de la productividad laboral y de la concentración.
  • Altos niveles de estrés.
  • Sensación de fracaso y frustración porque el trabajo no sale como estaba planeado.
  • Incapacidad para desconectar del trabajo estando en casa.
  • Dolores musculares y de cabeza.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Problemas cutáneos.
  • Pérdida de peso.
  • Fatiga visual.
  • Mareos.
  • Taquicardia.

Causas del síndrome del Burnout

¿Por qué se produce el síndrome del trabajador quemado? Las causas son diversas y van desde la precariedad laboral hasta tener una carga de trabajo excesiva. Más factores determinantes:

  • Enfrentarse a jornadas de trabajo muy largas que impidan conciliar.
  • Tener que desempeñar labores profesionales sin contar con los recursos o el personal necesario. Aquí se incluye la falta de seguridad laboral.
  • Sufrir mucha presión.
  • Presenciar un mal clima laboral durante mucho tiempo.
  • No poder controlar las decisiones laborales importantes.
  • Falta de expectativas laborales.
  • Realizar un trabajo monótono un día tras otro.
  • Sentirse aislado en la oficina o en la vida personal.
  • Ser víctima de mobbing o acoso laboral. Dentro de este escenario entran situaciones como sufrir insultos o humillaciones, ser víctima de rumores o tener que realizar tareas denigrantes.

Los trabajadores de los sectores de la Salud, la Educación o Asuntos Sociales son quienes más lo sufren. Pero nadie está libre de padecerlo en un determinado momento. De hecho, la primera vez que empezó a hablarse de este síndrome fue a raíz de los síntomas que presentaban un grupo de policías.

Ser una persona dependiente, insegura y conformista aumenta las probabilidades de padecer el síndrome del burnout.

Síndrome del Burnout: Consecuencias

En este punto es importante destacar que, si no se trata a tiempo, puede derivar en una situación de incapacidad laboral. Otras consecuencias del síndrome del trabajador quemado son las siguientes:

  • El aumento del absentismo laboral. De hecho, se cree que la mitad de los días en los que los trabajadores no acuden a su trabajo es por culpa de esta enfermedad.
  • Necesidad de medicarse para poder conciliar el sueño por las noches.
  • Mal ambiente laboral que puede derivar en conductas violentas.
  • Desmotivación.
  • Estrés, depresión y ansiedad.
  • Fatiga.
  • Infarto cerebral.
  • Enfermedades como problemas gastrointestinales, colesterol alto, diabetes o asma.
  • Abuso de drogas o alcohol.

Tratamiento para el síndrome del trabajador quemado

¿Cree que puede estar sufriendo el síndrome del burnout? Lo primero es reconocerlo. Solicitar ayuda profesional puede ayudarle a enfrentarse a esta situación, pero también debe poner de su parte. 

Si ve que no puede con la carga de trabajo, debe hablarlo con su superior y cuando salga del trabajo, debe hacer todo lo posible para desconectar. El deporte y los ejercicios de relajación pueden ayudarle. Y al mismo tiempo, sirven para rebajar los niveles de estrés.

¿Se puede pedir la baja por sufrir el síndrome del burnout?

Hemos comentado que la depresión, el estrés y la ansiedad son algunos de los síntomas más evidentes de los trabajadores que están quemados. Y precisamente estos son algunos de los motivos más frecuentes por los que se otorgan bajas laborales. En ese caso hablaríamos de incapacidad laboral temporal y el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación concedida por la Seguridad Social.

Fuentes:
Psicología y Mente, consultado en 22 de febrero del 2020.
Cuidateplus, consultado en 22 de febrero del 2020.
MédicosyPacientes.com, consultado en 22 de febrero del 2020.
El Cofidencial, consultado en 22 de febrero del 2020.

Vea también:

Es importante tener en cuenta que esta información es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Consulte la documentación de la póliza para conocer los términos y condiciones de la cobertura.